Kuai Momos

Si aun no has pisado el Kuai Momos, no te puedes considerar 100% amante de la cocina asiática. Lo sentimos, pero es así! Aquí te tienes que dejar llevar por el buen rollo que desprende el ambiente y atreverte con platos que saltan la barrera de lo convencional. Os dejamos con algunos a ver si conseguimos que os pique el gusanillo!

Restaurante: Kuai Momos
Dirección: C/ Martínez de la Rosa, 71 | Gracia | Barcelona
Cocina: Asiática
Ver mapa

Horario: Lunes a Miércoles de 20:00-23:30 | Jueves a Sábado de 20:22-24:00 | Domingo cerrado 
Tlf: 93 218 53 27
Reserva:

Calificación
Comida: Excelente
Calidad | Precio: Muy buena
Servicio: Excelente
Ambiente: Muy Bueno
Coste: €€

COMIDA
Kuai Momos está a la orden del día, se deduce por los innumerables intentos fallidos de la gente por encontrar una mesa libre. “Estamos llenos” es la frase que se repite a lo largo de la velada. Y nos quedamos tranquilos sabiendo que pertenecíamos al grupo de afortunados de la noche. Pero no porque seamos unos suertudos, sino porque nosotros nos curamos en salud y preferimos reservar con antelación, concretamente una semana antes! Así que ya sabéis, si preferís no arriesgar, llamad y reservar mesa.

Y después de esta pequeña introducción, pasamos a lo que realmente importa!
La carta ofrece una gran variedad de platos asiáticos que incluyen fotografías para ayudarte a elegir entre: ensaladas, verduras, rollitos, currys, arroces, sopas, pescados, fideos y carne. Como bien explica Jordi Brau (dueño del local) en la web, Momos te invita a viajar con el paladar, a compartir y vivir una experiencia social, dinámica y divertida. 

Para empezar tomamos una buena Sopa filipina Bihonke (fideos de arroz, pollo, vegetales, especias y chicharrón). Cuando nos la trajeron notamos un aroma realmente delicioso. Quizás de gusto no era tan intenso como su olor, pero la verdad es que fue un plato que nos gustó mucho. El punto de picante era bastante necesario para darle esa chispa a la sopa.

IMG_4953r

Sopa Filipina Bihonke

Nos costó un poco decidirnos por este plato. La fotografía nos ayudó un poco a hacernos una idea de cómo seria, y hay que decir que de apariencia no es que invite a cogerlo. Aun así, quisimos probar suerte! Y así fue, la suerte se puso de nuestro lado para traernos este tremendo Pollo con crujiente de sésamo. Acertamos 100% con este plato! Al morderlo notamos el crujiente del sésamo seguido de un tierno interior, acompañado de una mayonesa picante deliciosa! Un plato simple pero muy bien elaborado…

IMG_4963r

Pollo con crujiente de sésamo

Y aquí vino la gran sorpresa de la noche. En un principio nos decantamos por los Dumplings Lhamos (cerdo y vegetales), pero la camarera nos recomendó los Dumplings Meimei (setas shiitake, bambú de agua y cerdo). No nos podría haber aconsejado mejor. Nos sorprendió mucho el tamaño de las unidades y lo bien rellenos que estaban. Nos consuela saber que no en todos los sitios escatiman con las cantidades. Perfectos!

IMG_4975r

Dumpling Meimei

Seguimos con una novedad del Momos, el bautizado como Coco Loco (risoto asiático, leche de coco, gambas y verduras , servido en su coco). Fue la camarera quien nos desveló la existencia de este plato, que no aparecía en ese momento en la carta, y nos volvió tan locos como su nombre indica. La cremosa textura de un buen risoto, el sabor potente a coco y las suculentas gambas que iban apareciendo; hicieron de este coco loco la estrella de la noche!
Para nosotros, espectacular. Una novedad con muy buena salida!

IMG_4968r

Coco Loco

Como último plato, y perfectamente prescindible, el Pad Thai tailandés con langostinos (fideos de arroz salteados, langostinos, vegetales, lima, cacahuetes y chili). Lo de prescindible lo decimos porque, como habréis deducido, no hacía falta pedir ningún plato de más. Teníamos un hueco que necesitábamos rellenar. Este fue una recomendación de la camarera ya que le dimos libertad para escoger un plato que a ella considerara de los mejores. Para saborear bien el plato, es aconsejable mezclar los cacahuetes, exprimir la lima y poner el picante justo según la tolerancia de cada uno. Como no, nosotros lo mezclamos todo y el resultado fue como trasladarnos de nuevo a esos momentos tan intensos en Tailandia.

IMG_4978r

Pad Thai Kao San

Y la traca final, unos Mochis calientes con praliné de sésamo (con coco rallado). El sésamo nos tiene un poco enganchados con su toque tostado, y este postre fue de lo mejorcito que hemos probado nunca, en cuanto a mochis. Al servirse calientes, se potencia aún más el sabor del praliné de sésamo junto con el coco rallado. Cuatro bocaditos que acabaron de redondear nuestra dulce velada!

IMG_4984r

CALIDAD | PRECIO
Los cinco platos, el postre, un agua de litro y un café con hielo, sumaron 52,10€. A este total le podéis restar perfectamente uno de los platos fuertes… ya sabéis que somos de buen comer y eso se refleja en la cuenta final. El plato más caro del repertorio es el riquísimo Coco Loco, con un precio de 12,90€. Le sigue el Pad Thai Kao San con un precio de 8,90€. Por último, la Sopa Bihonke a 7,20€ y el Pollo con Sésamo a 6,90€. El más barato fue el Dumpling Meimei, a 6,50€/4 uds. Los precios de los platos están muy equilibrados a sus proporciones. Cuando vimos el precio de los dumplings nos quedamos un poco a cuadros, pero en cuanto nos trajeron esas bombas lo entendimos todo.
Quizás lo que encontramos más “caro” fue el postre, Mochis a 5€/4 uds. Pero estaban tan ricos que no le dimos mayor importancia…

SERVICIO
Nada más entrar por la puerta y decir el nombre de la reserva nos llevamos una “bronca”, bastante light, y muy merecida por nuestra parte. La causa fue una pequeña equivocación sobre la hora de la reserva en nuestra apretada agenda (ups!). Pero no os penséis que os van a comer, ni mucho menos, son dulces como el caramelo y os van a tratar realmente bien!
La verdad es que nos gustó mucho la actitud de la encargada (o nosotros intuimos que era la encargada), porque ahí es cuando se nota la preocupación por la buena organización del local, con las reservas y los turnos bien controlados! Un servicio perfecto!

AMBIENTE
El local, tanto desde fuera como una vez dentro, te recuerda a una pequeña y acogedora taberna asiática. La decoración interior se basa en una paleta de colores marrones que dan ese “caliu” que queremos sentir cuando vamos a cenar con el grupo de amigos, o bien en pareja. El ambiente y el olor que desprenden los platos, que van saliendo de la cocina, te trasladan de continente en un abrir y cerrar de ojos. No pudimos dejar de mirar a todos lados: vigas vistas, muebles de madera, farolillos que iluminan delicadamente cada mesa… Y la galería fotográfica de la pared, donde Jordi Brau ha querido dejar plasmado un pedacito de su larga experiencia en Asia.

El espacio se divide en dos plantas estrechas pero bastante largas. La planta baja, donde estuvimos nosotros, es la mejor opción si quieres tener una velada mucho más tranquila. En la planta superior tienen una pequeña zona de chill out que da bastante intimidad, perfecta para grupos que buscan compartir y socializarse rodeados de un ambiente que invita a pasarlo bien.

interior

Fachada e interior del local

Asia está más cerca de lo que nos pensamos.
Have a very tasty experience!

Si te gustó, te gustará… Red Ant Noodle Bar

  1. Pingback: Bouzu Tapas Japonesas | Very Tasty Blog

  2. Pingback: Mosquito Tapas Asiáticas | Very Tasty Blog

  3. El viernes noche tenemos intención de visitarlo. 😉

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: