Kibuka Goya

Si hasta un domingo, que suele ser de sofá y manta, te encuentras con un restaurante abarrotado… eso es buena señal! Así nos vimos nosotros ese día, rodeados de buen ambiente y de gente que le gusta disfrutar del sushi!

Restaurante: Kibuka Goya – Sushi Bar & Restaurant
Dirección: C/Goya, 9 | Gracia | Barcelona
Cocina: Japonesa
Ver mapa

Horario: Lunes a Domingo de 13:30-16:00h y de 20:00-23:30h / Viernes y Sábado hasta las 00:00h
Tlf: 93 423 83 72
Reserva: Si (solo para grupos de 8 a 12 personas, con menú degustación obligatorio de 23€ o 29€)
De interés: Fast Kibuka (take away) y Kibuka a casa (el Sushi Chef se desplaza a tu casa)

Calificación
Comida: Muy buena
Calidad | Precio: Muy buena
Servicio: Bueno
Ambiente: Bueno
Coste: €€€

Actualmente el Grupo Kibuka tiene dos locales en Barcelona, uno es al que fuimos nosotros en Goya y el otro se encuentra en Verdi (ambos en el barrio de Gracia). El elegir uno u otro no fue a suerte sino porque cada uno ofrece un concepto totalmente diferente. En Verdi encontrarás una selección de vinos mucho más extensa y una oferta en coctelería para antes y después de comer. Por el contrario, en Goya pudimos disfrutar de una gran variedad de makis y sushi cortado al momento.

Kabuki
“Teatro tradicional japonés con origen en el periodo Edo. El Kabuki, adoptado por la expresión teatral popular se valía de instrumentos japoneses tradicionales y hablaba de gestas históricas y de los conflictos morales del Amor”.

El nombre del local hace alusión a este teatro tradicional japonés aunque se escriba Kabuki, que significa “habilidad en el canto y la danza”. Leímos que el motivo del intercambio de vocales se debe a un tema de dominio, debido a que el nombre “Kabuki” ya estaba registrado por otro restaurante en Madrid.

COMIDA
Nos encontraron una mesita para dos y nos pusimos manos a la obra. La carta es realmente extensa, un tríptico escrito por delante y por detrás donde podréis elegir entre lo que más os gusta (porque tienen de todo). Quizás nos hicimos un poco lío al principio con tanto plato para escoger y no acabamos de entender muy bien el porqué de los apartados. Aun así, fuimos a por todas con lo que más nos apetecía en ese momento, sushi…

Inauguramos con una de gyoza vegetal con salsa de sésamo. En general estaban buenas pero la masa un pelín “chiclosa” y se nos quedaba enganchada en el paladar. El relleno vegetal lo encontramos bastante correcto, tanto de sabor como de textura. Unas buenas empanadillas, sin más…

IMG_7303r

Gyoza vegetal

Pasamos a los makis y sushis con el thai-uramaki encabezando el desfile. Ocho unidades rellenas de langostino, espinacas y calabacín, cubiertas de crujiente (tempura) y acompañadas de una salsa de curry verde picante. Nos esperábamos un plato caliente, aunque vino más bien templado. La tempura estaba un poco aceitosa, pero la salsa de curry mejora positivamente el plato. De todos los que degustamos fue el que no nos acabó de conquistar…

IMG_7310r

Thai-uramaki

El segundo de ellos fue el iwashi-tempura-uramaki, ocho unidades rellenas de tempura de sardina ahumada, lechuga y gobo (raíz comestible de la bardana, planta medicinal), cubiertas con aguacate y sésamo. Estos makis nos gustaron mucho, la sardina ahumada destacaba por encima de los otros ingredientes y se convertía en la protagonista. Los demás ingredientes aportaban un plus al sabor y la textura de los makis; el aguacate le daba cremosidad, la lechuga frescura y el sésamo ese toque a tostado tan idóneo…

IMG_7312r

Iwashi-tempura-uramaki

Seguidamente nos trajeron el mejicano-uramaki, ocho unidades rellenas de cebiche de salmón con jalapeños, cebolla y queso cremoso, cubierto de aguacate y salsa chipotle (salsa mejicana elaborada a base de chile chipotle). Posiblemente este fue el que más nos gustó de entre todos los makis. La salsa y los japaleños le dieron esa chispa picante que a nosotros nos chifla…. El cebiche de salmón combinaba muy bien, todos los ingredientes estaban en perfecta sintonía y dejaban un agradable sabor en boca. Muy recomendable!

IMG_7321r

Mejicano-uramaki

Los últimos fueron tomato-uramaki, ocho unidades rellenas de puerro salteado, pepinillo, queso cremoso y mermelada de tomate por encima. Este fue el único vegetariano que escogimos de entre todos. Ante todo predomina el sabor del tomate, que conseguía hacer de este un maki muy fresco y delicioso. Aquí tenemos un ejemplo de que no es necesario utilizar productos “caros” para llegar a elaborar grandes platos. Nos encantó!

IMG_7328r

Tomato-uramaki

Seguimos con uno de nuestros clásicos y que nunca nos puede faltar en la mesa, nos referimos a este par de unagui nigiri. No es necesario explicar los ingredientes porque ya se pueden apreciar en la foto. La anguila flambeada tiene un sabor único que solo se puede explicar probándolo vosotros mismos. Es un bocado que nos fascina por esa textura que acaba deshaciéndose en la boca. Este es un must en toda regla!

IMG_7343r

Unagui nigiri

Cambiamos a un maguro tartar para romper un poco la linea. Tartar de atún con salsa de sésamo, alga nori y huevo por encima. No es de los mejores tartares que hemos probado, pero no estaba nada mal. Nosotros le hubiéramos quitado todo el adorno que decoraba el plato. Al principio vimos un charquito (del propio atún) que le quitó atractivo al plato y que deberían de tener en cuenta a la hora de presentarlo al comensal. Aún y con estos contras, el sabor del tartar nos pareció bastante bueno y, como no, el huevo le daba esa cremosidad tan rica.

IMG_7349r

Maguro tartar

Tuvimos que pedir otra vez la carta. Nos habíamos dejado algunos guardados en la recamara por si nos quedábamos con hambre, y el kanotegi nigiri fue uno de ellos. Arroz envuelto de salmón con ikura (huevas de salmón) y huevo de codorniz. Cuando lo comías notabas como el huevo y el ikura explotaban en la boca, una sensación curiosa y realmente deliciosa! Al lado de este, encontramos un tako nigiri con pulpo por encima. No estaba mal aunque tampoco nos apasionó…

IMG_7362r

Kanotegi y Tako nigiri

Por fin llegamos al último de los últimos, el niku nigiri. Filete de ternera flambeado con salsa de miso por encima. Espectacular… Estas fueron las palabras de los dos cuando probamos este nigiri. En algunos casos el flambeado aumenta el sabor del producto y en este caso lo consiguió. Vale la pena pedirlo!

IMG_7364r

Niku nigiri

Después de todo lo que llegamos a comer, no tuvimos cabida para mucho más. Eso si, un mochi entra seguro! Tremenda bola de pasta de arroz con mousse de te verde en su interior. Este es uno de nuestros postres japoneses favoritos, y suponemos que el de muchos. La textura de la pasta de arroz es “chiclosa” pero a la vez muy agradable de comer, sobretodo si el relleno es de te verde…. Que gustazo!

IMG_7368r

Mochi de te verde

CALIDAD | PRECIO
Una de gyoza, más 38 piezas de sushi, el tartar, postre y dos aguas, sumaron un total de 82,80€. Una de las cosas que más nos gustó del Kibuka fue el encontrarnos con una gran variedad de posibilidades y eso hizo que nos animáramos a coger muchos platos. Los sushis los elaboran al momento y todos al mismo tiempo; eso significa que, al ser las mesas tan pequeñas, no te los pueden servir todos a la vez y, en nuestro caso, algunos de los platos se quedaron esperando en la barra hasta que acabamos de comer lo que teníamos en la mesa. Con esto no queremos decir que la calidad no sea buena porque a nosotros nos gustó mucho, pero nos hubiera gustado más que llegaran los platos a medida que iban saliendo de la cocina y no verlos en la barra…

En cuanto a los precios, las 8 unidades de los 4 tipos de sushi que escogimos van desde los 6,20€ (tomato uramaki) a los 10,80€ (mexicà uramaki). El maguro tartar tiene un precio de 12,80€ y las gyoza vegetal a 5,60€.

SERVICIO | AMBIENTE
Como ya hemos comentado en la introducción al post, Kibuka tiene dos locales que además de ofrecer conceptos distintos, el estilo del espacio interior también es diferente, uno tradicional y otro más moderno. El que fuimos nosotros en la calle Goya, hace esquina con Sant Pere Màrtir, dejándose ver desde dos calles perpendiculares. La fachada nos gustó mucho, con carpintería de madera estilo taberna y un espacio interior totalmente abierto. Lo que nos hizo menos gracia fue el estar tan pegados los unos a los otros, escuchamos conversaciones ajenas como si estuviéramos sentados en la misma mesa. Al tener tan poco espacio entre mesa y mesa, las camareras apenas podían moverse con soltura, aunque nos atendieron muy bien.
Nos sentimos un pelín agobiados porque tampoco nos cabían los platos en la mesa y ya no sabíamos de que manera poner los brazos…. Deberían plantearse el quitar alguna mesa aunque eso suponga tener a la gente esperando un sitio. Eso si, se respira tan buen ambiente dentro del local que desde fuera te incita a entrar y pedir mesa.

interior

Fachada e interior del local

A comer sushi se ha dicho!
Have a very tasty week.

  1. Esta es una de aquellas comidas de las que hablábamos el otro día no??? JA,JA,JA. Al final, si hay comida, nos la zampamos!.
    Buen post!

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: