Pacífico y Sur

Lo mejor de tener un blog de restaurantes es descubrir locales por Barcelona tan escondidos como el que os mostramos hoy. Ellos definen su cocina como “Oriental & latin food” y es que en su carta encontraréis culturas gastronómicas como la peruana, tailandesa, japonesa, china y chilena. Además de fusiones como la Nikkei y la Chifa.

Restaurante: Pacífico y Sur
Dirección: C/ Vallhonrat, 19 | Montjuic | Barcelona
Cocina: Asiática y Nikkei (fusión asiática y latinoamericana)
Ver mapa

Horario: Martes a Sábado de 13:00-15:30h y de 21:00-23:30h | Domingo y Lunes cerrado
Tlf: 658 886 755
Reserva: Si

Calificación
Comida: Muy buena
Calidad | Precio: Buena
Servicio: Regular
Ambiente: Muy bueno
Coste: €€

COMIDA
Eramos un grupo de cinco personas y un local bastante lleno. Aun habiendo reservado, tuvieron que preparar una mesa en la planta de arriba -nos pareció un reservado- donde estuvimos muy a gusto.
Una vez sentados y carta en mano, dimos un vistazo rápido a los platos que ofrecen. La carta es muy sencillita, en una cara encontramos los piquetos (entrantes), ensaladas, sopas, arroces y donburis, ceviches, causas, platos especiales y postres caseros. Además del menú degustación a 22€ por persona con cinco platos más postre (bebida no incluida). La otra cara de la carta está dedicada a las bebidas, donde ofrecen Vinos Chilenos o el refresco típico peruano, el “Pisco Sour”.
En este caso preferimos optar por algunos de los platos asiáticos, aunque podemos asegurar que el menú degustación es muy completo. Uno de los platos que escogimos sin dudar fue el cebiche nikkei (de fusión peruana-japonesa), tacos de bonito marinado con cítricos y leche de tigre. A este refrescante plato le acompañan trocitos de aguacate, pimiento rojo y cebolla roja cortada en juliana, con sésamo por encima. Nos pareció un plato muy rico, con un sabor cítrico espectacular! El bonito estaba realmente tierno y sabroso, además el aguacate le daba mucha cremosidad. Un gran acierto!

IMG_7807r

Cebiche nikkei

El segundo plato (de origen japonés) fue el donburi Katsudon. Un bol de arroz blanco con cerdo rebozado y huevo pochado encima. Este tenía todos los puntos para ser un gran plato si el arroz hubiera estado más apelmazado. El problema era que estaba demasiado suelto y no permitía cogerlo bien con los palillos. Una pena porque el sabor nos gustó mucho y el cerdo estaba muy tierno. Encontramos el huevo más hecho de lo habitual y nos hubiera gustado algo más pochado para poder romperlo y mezclar la yema con el arroz y el cerdo. Aún y con estos pequeños incidentes, el plato nos gustó bastante.

IMG_7823r

Katsudon

Pasamos a las causas con un wakame y tartar de atún, otro plato nikkei con base de puré de patata con zumo de limón, ají amarillo (especie de chili), entre otros, y por encima alga wakame y tartar de atún. Era la primera vez que probábamos la causa y nos encantó. El toque distintivo se lo proporciona el sabor a mar del alga wakame y el tartar de atún, además del punto picante que le da bastante marcha. El atún estaba cortado en tacos muy pequeños y eso facilitaba el poder coger un poco de todo. Las proporciones eran muy correctas, tanto de la causa como del tartar. Muy recomendable!

IMG_7841r

Causa con wakame y tartar de atún

Hasta aquí todo perfecto. Los platos nos estaban gustando mucho, disfrutábamos de la comida junto con la compañía, pero para el siguiente plato tuvimos que esperar algo más de 45 minutos…. Tiempo excesivo para un plato que no implica una gran elaboración. Nos referimos al curry tailandés de pollo y verduras salteadas, acompañado de un bol de arroz blanco. El plato estaba bien, el pollo tierno, las verduras bien cocinadas, pero tampoco nada del otro mundo, y más aun con el rato que llevábamos esperando. Nos esperábamos un señor plato y acabó decepcionándonos un poco… posiblemente influyó el tiempo de espera.

IMG_7848r

Curry tailandés de pollo y verduras

Como se nos hizo bastante tarde, decidimos no coger postre, pero sí unos cafés.

CALIDAD | PRECIO
Los cuatro platos, un agua, unas copas de vino y dos cafés hicieron un total de 59,50€. Los precios no los encontramos excesivos, tienen una buena calidad y sirven cantidades adecuadas. De los platos que elegimos, el cebiche nikkei de bonito tiene un precio de 17€. El katsudon tiene un precio de 11€, este si que lo encontramos un pelín caro ya que en los restaurantes japoneses lo puedes encontrar a un precio más bajo. Las causas que ofrecen están entre los 11 y 12€ (el nuestro fue el de 12€). Por último, los platos especiales también están entre los 10 y 11€. En general, los platos nikkei nos parecieron perfectos y, en cambio, tanto el plato japonés (katsudon) como el curry tailandés, les encontramos algunos fallitos. A veces es mejor no abarcar tantas cocinas y centrarse más en las que dominan.

SERVICIO | AMBIENTE
Como ya hemos comentado anteriormente, tuvimos un problemilla con el último plato. Fue una lástima, todo iba sobre ruedas… y si no hubiéramos esperado tanto, estaríamos mucho más contentos con el resultado del servicio. Aún así, hay que decir que el encargado estuvo muy atento en todo momento y se disculpó, más de una vez, por el retraso de nuestro curry tailandés. El hombre muy educadamente nos explicó que la cocina se había saturado al entrar tanta gente al mismo tiempo y, aunque no es excusa, les vino grande. Nosotros seguimos pensando que tuvimos una buena experiencia, posiblemente debido a la buena compañía de la cual nos rodeábamos. Volveríamos una segunda vez, aunque esperemos que no suceda siempre. Un percance como este le puede pasar a cualquiera….

Pudimos ver el buen ambiente del local desde la entrada. Nos gustó mucho el diseño del interior, aun tratándose de un local sin grandes pretensiones. Una cálida carpintería de madera viste la fachada dejando un pequeño espacio para lo que entendimos como “porche”. Una vez dentro, paredes en microcemento con alguna que otra grieta dando personalidad al espacio, cables con bombillas colgando de un techo bien alto, decoración simple pero suficiente y un segundo piso que esconde bajo sus faldas una cocina realmente pequeña y los baños. El espacio no es muy amplio pero si bastante largo. Nosotros estuvimos en la doble altura situada al fondo del local, separada del resto a partir de una preciosa carpintería de madera parecida a la de la entrada. No es necesario rodearse de un gran diseño, sino de sentirse a gusto, disfrutar de la compañía y del buen comer!

interior

Fachada e interior del local

De Pacífico a Sur sin moverse del sitio!
Have a very tasty week.

  1. Estimados, muchas gracias por vuestra critica, la verdad que el día que estuvisteis aquí hicimos fallos que no acostumbramos hacer, hemos leído a conciencia vuestro escrito y nos sirve para mejorar, los esperamos en el futuro con la certeza que podréis disfrutar aún mas de nuestro restaurante. Saludos y hasta pronto.
    PyS

    Le gusta a 1 persona

    • Buenas tardes!

      No os preocupéis porque le puede pasar a cualquiera como bien decimos. Piensa que nosotros no somos un blog de crítica sino de recomendación, y vosotros salís recomendados en nuestro blog porque nos gustó mucho la experiencia aun los pequeños percances. Esperemos volver pronto!

      Un saludo,
      Ana y Albert

      Me gusta

  2. Pingback: Pacífico y Sur: assaborint l’exotisme (Poble Sec) | Bcn Last Call

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: